Carta al Senador Guillier, por votar a favor del TPP-11

Carta abierta al Senador Alejandro Guillier, a partir de su votación a favor del TPP-11 este martes 6 de agosto en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado:

Senador Alejandro Guillier,

Me permito escribirle estas líneas en una carta abierta, ya que los intentos que he realizado por comunicarme con usted por vías alternativas fueron un rotundo fracaso. Le envié un correo electrónico (a su e-mail aguillier@senado.cl) el día 22 de abril, con el asunto «¿Cómo votará usted el TPP-11«, donde, además de adjuntarle una reveladora entrevista al economista José Gabriel Palma, le consulté su opinión acerca de esas declaraciones, y cómo pensaba usted votar. Nunca recibí una respuesta. ¿Lo habrá al menos leído?

También hice infructuosos intentos de comunicación con usted a través de su página de facebook oficial (https://www.facebook.com/AlejandroGuillierA/) pero ahí me fue peor. Le escribí muchas veces pidiéndole que comentara su opinión del TPP-11, y nunca respondió nada.

¿Por qué quería contactarlo, Senador Guillier? Hay un par de razones. Permítame mencionarlas. En primer lugar, porque en las últimas elecciones presidenciales -en la 2° vuelta- voté por usted. Si bien es cierto no voté por usted en la primera vuelta, siempre mantuve presente en mi mente las palabras que mencionó el ex presidente Ricardo Lagos Escobar el día que renunció a la carrera presidencial, señalando que «no todos compartimos el mismo sentido de urgencia ante la amenaza de una dispersión estratégica de las fuerzas progresistas y una ola de restauración mercantilista y conservadora que puede durar muchos años«. Por eso voté por usted. Pero, ya lo sabemos, la mayoría de las chilenas y chilenos que votaron aquel 17 de diciembre de 2017 prefirieron la opción «mercantilista y conservadora» que anunció -y vaya que visionariamente- don Ricardo Lagos.

También quise comunicarme con usted para saber si su decepcionante voto como senador -en abril último- a favor de la elección del entonces fiscal Raúl Guzmán como el nuevo Secretario General del Senado había sido un error. Quería saber si acaso usted tenía alguna palabra para explicar tamaña complicidad en dañar a las instituciones chilenas con esa elección inadecuada e impertinente. ¿Hay un mea culpa? No pude saberlo. Sólo me quedé con unas frases suyas que encontré en la web, en las que señala que «se entregó el proceso a una empresa especializada, se presentaron 17 postulantes, todos intachables y cumpliendo con los requisitos esenciales«. Para ser franco, espero explicaciones bastante más completas que esa de alguien que hasta hace poco aspiraba a ser Presidente de la República.

Pero lo relevante de mis intentos de contactarlo era porque, a pesar del fiasco de su actuar en la votación del Secretario General del Senado, yo esperaba aún de usted un liderazgo coherente con sus discursos. Esperaba que usted escuchara a los miles de chilenos que estamos en contra de que Chile suscriba el acuerdo TPP-11, y que su voz de líder regionalista y nacional se escuchara.

En esa espera, debo reconocerlo, tuve una luz de esperanza. Cuando la Cámara de Diputados -también en abril último- aprobó el acuerdo TPP-11, un grupo de senadores presentó al Tribunal Constitucional (TC) un requerimiento de inconstitucionalidad por esa votación. Alegaron que el tratado se aprobó con el quórum de Ley Simple, y no con quórum calificado, como exige el artículo 8° de la Constitución. Usted estaba dentro de ese grupo de senadores. Erróneamente pensé que aquello era sinónimo de que usted, además de intentar corregir un tema de «forma», también estaba en contra del «fondo» de la votación. Creí que usted estaba en contra del TPP-11. Me equivoqué. Por cierto, de más está decir que en abril el TC rechazó el requerimiento presentado por usted y sus compañeros del Senado, validando así la cuestionada votación realizada en la Cámara de Diputados. ¿Ya leyó usted los fundamentos de la resolución del TC para rechazar ese requerimiento? Se supone que se informarían 2 días después de la sentencia, pero por más que busco en la prensa o en sitios web esos fundamentos, no los encuentro. Pero ya los solicité vía «Ley de Transparencia«, para poder leerlos. Esta semana vencen los 20 días de plazo que tienen para responderme. Aún no lo hacen. Que curioso. Seguiré esperando.

Este martes 6 de agosto tocó el turno, por fin, senador Guillier, de conocer su opinión del TPP-11. Llegó el momento en que la ciudadanía conociera su posición. Y usted lo aprobó. Con un «protocolo» mediante, pero lo aprobó.

Usted sostiene, junto a los otros 5 senadores de la Comisión de Relaciones Exteriores que unanimemente votaron a favor del TPP-11, que lo hacen por la existencia de un «Protocolo de Entendimiento«. ¿Firmado entre quienes? ¡Entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Comisión que ustedes 6 forman! ¡Vaya que protocolo de entendimiento más amplio y convocante! Así, me imagino, usted y sus 5 colegas del Senado sienten cierta tranquilidad de «haber escuchado a la gente«. ¿Realmente lo hicieron? No creo. Usted señaló además que que con su voto a favor «honró compromiso de ex presidenta Michelle Bachelet«, valiéndose de un twitter que ella escribió en noviembre del 2017 apoyando el tratado. Insisto: espero bastante más de un estadista. No me gustó que justificara su voto apoyándose en lealtades mal entendidas.

Senador Guillier, si se da el tiempo de mirar su página de facebook podrá leer miles -en los próximos días serán muchos más- de mensajes mostrando desilusión por su postura con respecto al TPP-11. Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores. Y usted, con su voto de este martes en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, envió a todo Chile una señal muy clara. Ahora, seguiremos atentos lo que ocurra con el TPP-11 en la Comisión de Hacienda del Senado (próximo paso legislativo), y luego con la votación en la Sala del Senado.

Los ciudadanos estamos atentos, observantes. Y, con las reglas y procedimientos que nos proporciona nuestra democracia, sabremos corresponder el actuar de nuestros legisladores. ¿Está usted pensando, señor Guillier, en reelegirse senador, o ser nuevamente candidato presidencial? Le sugeriría, humildemente, pensarlo bien.

Le saluda, cordialmente,

Sergio Pérez Norambuena

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *